Página Principal Contacto Como Localizarnos Pastoral Reflexiones Testimonios y Opiniones Ministerios Galeria de Fotos Juveniles y Jóvenes Descarga de Archivos Videos Paginas Amigas

 

Reflexiones Para El Alma "Reflexiones Para El Alma"

 

Un espacio tranquilo, creado para ti, para ayudarte a descansar en medio de un mundo agitado. Presentado por el hermano Pablo Martini.

 

Podcast - Reflexiones Para El Alma


 
                                                   
 

 
Reflexion cada dia de la semana,
 
 
 
                 LA GLORIOSA APARICION DEL SEÑOR JESUCRISTO

Escuchelo aquí…


 

                 ¿SE DEBE CREEER EN EL HOMBRE?

 Escuchelo aquí…


 

                   PRESTAR  ATENCION  PARA  ESCUCHAR A  DIOS

 

 
                   UN CANTICO DE ALABANZA
 
 

....................................................................................................................................................................................................................

 ESCUCHAR  " REFLEXIONES PARA VIVIR "

      LA IRA DEL CORDERO      

       


     AUTOPISTAS ASESINAS

       


       DEJEMOS QUE DIOS NOS DIRIJA

      


         

      LA FE SIMPLE CREENCIA O CONVICCION ?

     

 


     EL FUMADOR DE BIBLIA

    

 


     CAMINO A CASA

        

 


     EL CARCELERO DE PHILIPO

   

 

 

                                                                                REFLEXIONES :

 


Jehova es mi Pastor

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. SALMO 23:4

La figura del pastor con sus ovejas es una imagen que se repite una y otra vez en la Biblia para mostrarnos la relación existente entre el Señor y nosotros, sus hijos.

El pasaje de este día menciona dos herramientas que todo pastor debe utilizar: La vara y el cayado.

Muchas veces pensamos que estas herramientas son utilizadas para pegar y lastimar a las ovejas rebeldes, cuando en realidad vemos que el pasaje dice que tanto la vara como el cayado infunden aliento.

La obra poderosa de Dios en nuestras vidas es entre otras cosas infundirnos aliento, en los momentos difíciles, para no bajar los brazos y seguir adelante en la carrera de la vida. Las ovejas (o hijos de Dios) pueden ser disciplinados, pero siempre con la intención de dar corrección y aliento pero nunca destruir.

Quizás tú hayas pensado en estos últimos tiempos que Dios quiere castigarte. Si tú eres un hijo o hija de Dios, no vives bajo condenación sino bajo bendición (Romanos 8:1). El hecho de vivir bajo la bendición de Dios, implica recibir Su disciplina formativa, para hacer de ti una mejor oveja que vivas cada día con el aliento del cielo.

Dios te ama mucho más de lo que tú te imaginas, por eso presta mucha atención a lo dicho hoy día para que puedas cambiar tu perspectiva natural y ver la perspectiva sobrenatural de nuestro Gran Señor. ¡El Señor, que es tu pastor, te ama y te infunde aliento para vivir!


 

 

La Hermosura De Ser Reparados Y Restaurados

Una gran persona compartió conmigo esta historia y yo quiero compartirla con ustedes en el día de hoy.

En el palacio real de Teherán, en Irán, puede verse uno de los más hermoso trabajos en mosaico del mundo. Los techos y paredes resplandecen como diamantes en reflejos multifacéticos.

Originalmente, cuando fue diseñado, el arquitecto hizo colocar grandes paneles de espejos en las paredes. Cuando llegó el primer embarque desde París, encontraron horrorizados que los espejos estaban rotos. El contratista los tiró a la basura y le llevó las tristes nuevas al arquitecto. De forma sorprendente, el arquitecto ordenó que se recogiesen todos los trozos rotos, los rompió en pequeños pedazos y los pegó en las paredes para convertirlas en un mosaico de plateados, brillantes, espejados trozos de vidrio.

¡Quebrarse para embellecerse! Es posible convertir sus cicatrices en estrellas. Es posible mejorar a causa del quebranto. Es extremadamente raro encontrar en los grandes museos del mundo objetos antiguos que no estén rotos. En realidad, algunas de las piezas más preciadas del mundo son sólo fragmentos que permanecen como un sagrado recuerdo de un glorioso pasado.

Nunca debemos subestimar el poder de Dios para reparar y restaurar. Y yo agregaría que cuando nos rompemos o alguien nos rompe, Dios sabe cómo hacer de nosotros de nuestros pedazos rotos, de nuestra vida rota, la más hermosa obra para Su Gloria y también para la edificación de muchos. Dios es experto con construcción, restauración y embellecimiento. Y si otros, personas comunes y criaturas de Dios son capaces de restaurar y embellecer y a la vez convertir cicatrices en estrellas, cómo no lo hará Nuestro Gran Dios, MI GRAN DIOS, JEHOVA DE LOS EJERCITOS.


El Señor escucha nuestras oraciones

A él clamé con mi boca…
Ciertamente me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica.
Salmo 66:17, 19.

He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Filipenses 4:11.

El primer versículo arriba citado expresa el agradecimiento hacia Dios por parte de una persona que atravesó una prueba muy dolorosa. No conocemos las situaciones que padeció, ni siquiera sabemos de quién se trata. Este caso es un ejemplo entre muchos otros, y es frecuente. Tal vez sea el del lector: usted se halla en una situación muy difícil. Le parece que todo está en su contra y no sabe cómo arreglárselas. Entonces hay un recurso: la oración. Por eso el autor del salmo escribió: “Me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica”.

Es extraordinario: el Dios creador, todopoderoso, justo y santo, escuchó y contestó. Es una experiencia que hemos hecho personalmente y a menudo. Él presta atención hasta a la voz de nuestra súplica; es decir, no necesita que le expliquemos cuál es nuestro estado ni nuestra situación. Él nos ve y nos conoce.

Si el autor del Salmo 66 hubiese acariciado el mal en su corazón, el Señor no le “habría escuchado” (v. 18). Pero consciente de sus pecados se atreve a pedir el socorro de Dios. Tanto él como todos nosotros somos pecadores, pero felizmente Dios nos ama y dio a su Hijo para que nuestros pecados fueran borrados. Pero para gozar de este privilegio es necesario depositar nuestra fe en la obra de Cristo. Finalmente, no olvidemos agradecer siempre a Dios por su ayuda y decir como el afligido del salmo: “Bendito sea Dios, que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia” (v. 20).

 

 

  :  Página Principal  :    :  Contacto  :    :  Como Localizarnos  :    :  Pastoral  :    :  Reflexiones  :  

  :   Testimonios y Opiniones  :    :  Ministerios  :    :  Galeria de Fotos   :    :  Juveniles y Jóvenes   :    :  Descarga de Archivos  :  

  :  Videos  :    :  Paginas Amigas  :  

WWW.IGLESIABAUTISTABETANIA.SUPERSITIO.NET

51936 Visitas    ::    ®
   ::    Crea tu Web Ahora en Página Web Gratis, Powered By SuperWeb y Hosting    Supermaq.cl
(Los contenidos de esta web son de exclusiva responsabilidad del creador y no de paginawebgratis.cl)